El aeropuerto recibe el segundo B747-400 para desmontar y acondiciona otra zona de estacionamiento